No tiene precio…

Comprar un libro en formato electrónico… 11,29 € Después de abonar el importe abusivo del libro y el IVA del ¡¡18%!! que tienen los libros electrónicos.

Descargarlo usando el sistema Adobe Digital Editions y copiarlo a mi eReader… Entre 10 y 15 minutos de mi tiempo. Entre otras cosas porque el “magnífico” sistema que usan las editoriales para evitar la copia “ilegal” de ebooks no tiene una versión para instalar en Linux, con lo que he tenido que abrir Windows, instalar el programita dichoso, validar mi copia del software creándome una cuenta en Adobe Digital Editions, conectar mi eReader al ordenador, validar mi dispositivo de lectura electrónica y, finalmente, copiar el ebook a mi eReader usando la plataforma de Adobe, con lo que ya me quedan menos posibilidades de compartir el ebook que muy legalmente (y a muy buen precio) he comprado. Yo me pregunto: ¿dónde queda el derecho a compartir con quien a mí me dé la gana los libros que he comprado?

Que la editorial me envíe por correo postal la factura de mi compra… ¡¡No tiene precio!! Ahora entiendo por qué el ebook me ha costado lo que me ha costado: necesitaba cubrir los gastos del papel, la tinta, el sobre y los treinta y tantos céntimos del sello.

¡Viva la innovación! ¡Vivan los ebooks! ¡Y viva la madre que los parió!

P.S: Por cierto, el libro era Katu Jendea. ¿Alguien lo ha leído? ¿Qué tal está? Me llamaba la atención el argumento. En cuanto lo lea, preparo reseña para Un libro al día.

{lang: 'es'}
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 pensamientos en “No tiene precio…

  1. Pingback: Tweets that mention Profesor de ELE en apuros » Blog Archive » No tiene precio… -- Topsy.com

  2. Muchas gracias por tus ilustradores posts en materia de ebooks, especialmente al principio, cuando poca gente sabía realmente como funcionaban. Yo aún estoy esperando a que evolucionen un poco más para hacerme con uno…
    ¡Y felicidades atrasadas por tu segundo cumpleaños bloggero!
    Saludos,
    Paula

  3. Pues sí, así están las cosas en el panorama del libro electrónico en estos momentos. Sobre esto se está hablando mucho últimamente en muchos blogs, y con razón.
    Pero es que encima, aún hay algunos sectores oficiales que se echan las manos a la cabeza con la llegada del iPad y lo eReader, pregonando que estos aparatos serán el fin del libro impreso. Así que ni cortos ni perezosos la única estrategia que se les ocurre es poner precios abusivos (en algunos casos la versión digital de un libro es mas cara que su versión impresa) y encima dotarlo de todos los sistemas posibles para que leerlo en tu eReader (comprado de forma completamente legal y pagando su correspondiente canon digital) sea poco menos que una aventura. Y no digamos ya compartirlo (que no es lo mismo que piratearlo).
    Como tu bien dices, si compras algo luego puedes dejárselo y hacer con ello lo que quieras, que para eso lo has pagado. ¿Porqué puedo prestar, dejar o regalar un libro impreso sin que nadie diga nada y con toda la facilidad del mundo, con sólo hacer un gesto y es tan difícil hacer lo mismo con una copia digital?.
    Al final es lo de siempre. Ello dicen que tratan de proteger la propiedad intelectual y a los autores y al final lo que consiguen es justo lo contrario. Siguen anclados en un modelo de negocio anticuado y no se dan cuenta de que el mundo avanza. Bueno, si se dan cuenta pero como no les gusta lo que ven harán todo lo posible por exprimirlo todo lo que puedan.
    En fin, podría seguir, pero tampoco tendría mucho sentido y el comentario lleva camino de ser más largo que el propio post.
    Disfruta de tu eReader lo que puedas (o lo que te dejen) y un último consejo: descárgate gratis todo lo que puedas y que ya ves lo que pasa cuando lo pagas.

  4. Paula, muchas gracias por tu comentario. Yo también esperaría un poco a hacerme con uno. A los dispositivos todavía les falta un poco de desarrollo y a las editoriales, distribuidores y demás actores del negocio todavía les falta darle mucho al coco para repensar el modelo de negocio en torno a los ebooks.

    Iñaki, suscribo todo lo que dices. Lo que yo no entiendo es por qué a algunos les asusta tanto que desaparezcan los libros impresos. ¿Qué es lo importante: leer un libro o el formato del mismo? Yo, al menos, lo que quiero es leer buenos libros ya sean impresos, electrónicos o en el formato que sea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>