¿Por qué comparto lo que hago en la red?

Mi ordenador es Linux.

Mi blog, WordPress.

Las fotos que ilustran las entradas de este blog siempre tienen licencia Creative Commons.

Preparo mis clases usando actividades y material que comparten en la red, generosamente, otros profesores blogueros.

Cuando me surge una duda de culturilla general, lo primero que consulto es la Wikipedia.

Con todos estos antecedentes, ¿cómo no voy a compartir en la red lo que hago en mis clases? Es mi pequeña aportación a este mundo. No la puedo guardar en un cajón, dentro de una carpeta, cultivando polvo en folios amarillos.

¡Comparte el conocimiento, distribúyelo, reinvéntalo… y, sobre todo, usa licencias abiertas!

Una lectura interesante sobre el tema: Léelo pero no lo toques, no lo uses, no lo copies de Miguel Ángel García Guerra.

Fuente de las fotografías:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Esta entrada fue publicada en Sin ánimo de ofender y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

11 Respuestas a ¿Por qué comparto lo que hago en la red?

  1. Iñaki Murua dijo:

    Cuestión cultural, por encima de las tecnologías.

  2. Sí, las tecnologías no son más que un medio. De todos modos, probablemente hayan influido más de lo aparente. Quiero decir: las licencias Creative Commons no son más que una aplicación de las licencias de software libre a otros ámbitos.
    Por otro lado, ¿crees que podría haber un rasgo generacional en esa cultura del compartir?

  3. Iñaki Murua dijo:

    No creo que sea generacional, sino de valores, de en qué creemos. Individualistas, aprovechados, quienes defienden la ley de la selva los hay de distintas edades y generaciones. Lo mismo que quienes cooperan, colaboran, comunican, comparten. Considero que las TIC son un medio que lo puede facilitar, pero solo eso. En otras palabras, no son condición necesaria ni suficiente para compartir.
    Por otra parte, las licencias CC son muy amplias; algún tipo, muy cercanas al copyright. Hay incluso quien licencia con copyright, fotos por ejemplo, pero que te las cede para uso en la red cuando se las pides. Incluso existen otras licencias más avanzadas en cuanto a uso y cesión de derechos (yo uso CC, por cierto)

  4. Sí, yo tampoco creo que sea algo generacional, aunque sí que veo que la concepción de autoría que tienen las generaciones más jóvenes no es la misma que la que tenían sus padres o sus abuelos. Pero el tema de debate surgió en Valladolid, en el congreso.
    En lo que planteas de las TIC como meras herramientas, estoy totalmente de acuerdo, aunque también creo que están teniendo un impacto fundamental en nuestra concepción de la propiedad intelectual.
    Yo, normalmente, uso la CC más abierta (la de Reconocimiento). Tampoco sé mucho más sobre licencias y otros tipos. Pero sí que es verdad que la diferencia entre algunas licencias CC y un Copyright a veces es muy pequeña. De todos modos, también creo que algunas personas ponen Copyright a sus materiales por pura ignorancia sobre otro tipo de licencias y sin saber muy bien por qué le ponen copyright.

  5. aomatos dijo:

    Parecemos dos clones, casi coincidimos en todo. 
    Lo de que hay poca diferencia entre las CCy Copyright no puedo estar más en desacuerdo. La diferencia es enorme: unas están creadas para compartir y otras para evitar que se comparta, Casí nada la diferencia.
    A mi las CC me recuerdan a un banco de un parque en el que te puedes sentar cuando quieras, e invitar a tus amigos a sentarse en él. El copyrigth es como las mesas de la terraza de un bar, generalmente para usarlas tienes que pagar. A veces, como dice Iñaki, el camarero te deja sentarte pero no están puestas para eso.
    ¡Enhorabuena por el blog!!
    Salu2.

  6. Iñaki Murua dijo:

    Antonio, igual me he explicado mal. Las licencias CC admiten distintas posibilidades, y, por lo que he visto y oído, en las más restrictivas se aproximan mucho al copyright. Por ello hay quien aboga por el <A HREF=”http://es.wikipedia.org/wiki/Copyleft”>copyleft</A>.
    Recuerdo algún problema con ciertos vídeos que empezó a traducir Ludo, de “in plain English”, pero aunque eran CC no permitían modificaciones.
    Resalu2
     

  7. aomatos dijo:

    Iñaki, la más restrictiva de las CC es la by-nc-nd que no permite uso comercial ni obras derivadas. Peo para el resto permite el uso libre sin más restricción que citar al autor. Como ves es mucho más abierta que un copyright, el hecho de pedir el permiso para las restricciones, siempre lo vas a tener en cualquier licencia. Ver CreativeCommons.org
    Las licencias copyleft son la extensión lógica de la GPL para obras de autor. 
    A mi personalmente la  by-nc-sd me parece una licencia excelente para compartir. Obliga a reconocer al autor que me parece de ley aunque no lo diga la licencia, permite obras derivadas con la misma licencia y no permite usos comerciales. No vaya a ser que con tu trabajo se forre la gente (jajaja).
    Un abrazo Iñaki y  a ver si nos vemos algún día. 

  8. Antonio, gracias por pasarte por aquí y dejar tu comentario. Aunque no sé si alegrarme de tener un clon por ahí danzando 😉
    La verdad es que los dos lo habéis explicado muy bien, así que poco más puedo añadir. La gran diferencia entre un copyright y una licencia CC es que, incluso la más restrictiva de estas últimas, permite la difusión y la copia (siempre reconociendo la fuente), cosa que el copyright no. De todos modos, sigo pensando que muchas veces la gente pone copyright a materiales en la red por pura ignorancia, cuando en realidad lo único que quiere es que se respete su autoría (cosa que las CC respetan).
    Un abrazo para los dos.

  9. Iñaki Murua dijo:

    Creo que no soy clon, si acaso de cultura similar en cuanto a licencias, pero en el pelo creo que está claro que no 😀
    Saludos a ambos.

  10. Pingback: Profesor de ELE en apuros » Blog Archive » ¿Por qué comparto lo que hago en la red? | Participacion 2.0 y TIC | Scoop.it

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *