Primer día de curso (II): la ONU

Hace una semana os hablaba de mi inicio de curso con uno de mis grupos de español. Hoy es el turno de hablar de mi otro grupo.

El jueves pasado comenzaron mis clases con un grupo de Erasmus, estudiantes de grado y de posgrado. El grupo es de nivel A1 y la mayoría de los estudiantes tiene un nivel 0 o muy próximo al 0. Sin embargo, hay una estudiante alemana que despunta y tira hacia arriba del grupo. Por su cuenta, se ha puesto a estudiar y en dos semanas ya tiene un nivel majo como para tratar de hablar siempre en español durante la clase. Y uno se pregunta: ¿cuál es el problema? Pues básicamente que la mayoría de sus compañeros no saben ni cómo se pronuncian las palabras en español mientras que ella incluso se lanza a decir algún verbo en pasado, aunque meta la pata. Así que, después de una semana de clase, todavía ando pensando en cómo hacer que esta estudiante saque el máximo partido a mis clases sin por ello elevar demasiado el nivel y que el resto (la mayoría) sea incapaz de seguirme. La solución que he pensado es la siguiente: como estamos usando Edmodo como plataforma online, le voy a enviar tarea extra opcional para que, si quiere ir avanzando, pueda hacerlo por su cuenta. Ya sé que de esta forma no hago sino incrementar la distancia entre ella y el resto de estudiantes, pero como hasta diciembre tiene que estar en mi grupo, por lo menos así lo podrá aprovechar al máximo.

Aparte de esto, la gran diferencia entre este grupo y el otro es la homogeneidad/heterogeneidad cultural. Ya sé que corro el riesgo de que @imurua vuelva a “echarme la bronca” diciéndome muy certeramente que no existen grupos homogéneos. Cierto es: cada alumno es un mundo. Pero en lo que se refiere al origen cultural (en grandes rasgos, sin entrar en la diversidad interna de una cultura o de un país), en el otro grupo son todo estadounidenses, excepto una holandesa adicta al fútbol; y en este, cada uno es de su padre y de su madre. A decir verdad ni me acuerdo de todos sus países de origen. Estos son los que recuerdo: Etiopía, Uganda, Pakistán, Serbia, Moldavia, Alemania, Nepal, Irlanda, etc.

La verdad sea dicha, con esta mezcla tan interesante, el grupo promete. Además, hoy por fin he conseguido conectar con ellos y las clases empiezan a fluir como la seda. Pero este es tema para otra entrada.

Fuente de la fotografía: Dolly mixtures de Josh Roulston

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Esta entrada fue publicada en Diario de un profesor en apuros y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 Respuestas a Primer día de curso (II): la ONU

  1. Iñaki Murua dijo:

    Que no era una bronca, que era una reflexión 😉
    Y es que es algo a lo que hemos dado más de una vuelta. jeje.
    Aunque ya no esté a pie de aula de E-A L2 a diario como tú, pues eso, aprovecha la heterogeneidad y la riqueza que siempre existe, sobre todo en grupos de personas adultas.
    Saludos Guillermo.

  2. Si tenías toda la razón 🙂
    No te preocupes, que esa heterogeneidad es una de las cosas que más me gustan de las clases. Es una gozada.
    ¡¡Un abrazo!!

  3. Zirus19 dijo:

    Hey Guillermo,
     
    Acabo de descubrir tu Blog y me esta gustando bastante, no solo por los recursos que ofreces sino por tu relato en formato diario de algunas experiencias.
     
    Soy profe de espagnol en Changsha, Hunan, China. Esta semana intentare aplicar tu ejercicio de los corazones, aunque la verdad aqui todo es bastante complicado. Mis clases son de conversacion pero tengo entre 35 y 50 alumnos por clase y su nivel realmente es A0, ahora estamos luchando con el abecedario y las presentaciones, etc.
     
    Ya te contare. Pero lo dicho. Que me ha gustado mucho tu blog.

  4. ¡Gracias por tu comentario! Conocer tu realidad como profesora en China me parece súper interesante, así que no dudes en pasarte de nuevo por aquí y dejarme algún comentario sobre tu experiencia con la dinámica de los corazones. Para mí será un feedback muy valioso.
    A mí siempre me ha funcionado la actividad, pero no suelo tener a alumnos de origen chino en mis clases, así que no puedo darte pistas sobre cuál podría ser su reacción. Yo la suelo usar con grupos a partir de A2, pero creo que es perfectamente usable con grupos de A1 (o ceros totales), aunque necesitarán de algún tipo de ayuda (por ejemplo, escribirles cuatro frases básicas para presentarse en la pizarra) o incluso dejarles que se presenten en su lengua materna (si la comparten). No creo que esta opción sea mala para el primer día con niveles 0. Al fin y al cabo, el objetivo es conocerse y crear un poco de sentimiento de grupo.
    Espero a que me cuentes tu experiencia con la dinámica 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *