Reflexionando sobre el sistema de evaluación: un quebradero de cabeza en mis clases de teatro

En mi departamento nos regimos por el sistema de evaluación americano, un sistema con una doble valoración con letras y números. Los números irían del 1 al 100, aunque de facto, algo menor a 70 prácticamente no se usaría. El límite del aprobado suele estar en una C- (70), si bien para algunas universidades americanas notas inferiores a una B (83) o incluso una A-(90) son poco aceptables.

A la hora de poner la nota final a un alumno no tengo ningún problema con usar este sistema puesto que saco la media con los distintos porcentajes que manejo y sale lo que sale. Sin embargo, cuando tengo que evaluar y poner una nota a su trabajo en clase o a sus tareas de casa, este sistema con tantas letras y tantos números me resulta un auténtico quebradero de cabeza, porque ¿cuál es la diferencia entre una A(94) y una A (95) en una tarea como la siguiente: “Piensa en dos situaciones en las que la entonación de la frase cierra la puerta cambie su significado. Describe las dos situaciones y cómo sería la entonación.” Sinceramente tengo que confesar que hasta hoy las notas que he puesto a tareas como ésta o al trabajo en clase de los alumnos las he puesto sin ningún tipo de convicción sobre mi evaluación.

Reflexionando sobre lo anterior, este curso he decidido establecer un sistema de evaluación con 6 puntos, cada uno de los cuales se corresponde con una letra y un número del sistema de evaluación americano, pero que además incluye unas pautas que me sirven a mí para establecer esa nota y al alumno para comprender qué ha hecho bien y qué mal. A continuación, detallo el sistema. Como fuente he tomado el artículo de Eguiluz que se comenta en este post y el sistema de evaluación que usan en la Escuela de Idiomas, o por lo menos en algunas.

Sistema evaluación tareas http://d1.scribdassets.com/ScribdViewer.swf

A final de curso, evaluaré este sistema. De momento, tras cuatro clases, lo único que puedo decir es que me parece cómodo, pero al mismo tiempo me limita mucho a la hora de ponerles nota a sus tareas. Quizás he establecido límites muy estrictos. Para el próximo semestre puede que sea más práctico establecer puntuaciones por objetivos. Por ejemplo:

  • Cumple los objetivos de la tarea: 20 puntos (si los cumple), 15 (si falta alguno), 10 (si faltan varios importantes), 5 (si faltan muchos), 0 (no cumple objetivos.
  • Corrección lingüística….

El total sumaría 100. Ésta podría ser otra forma de evaluarles. Lo iré comentando.

Anuncios

Acerca de Guillermo Gómez Muñoz

Soy profesor de ELE en la Universidad de Deusto y escritor a tiempo incompleto.
Esta entrada fue publicada en Material didáctico, Teatro y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s