Archivo de la categoría: Teatro de nimiedades

Recetario: Instrucciones para cocinar un buen profesor

A mis profesores imprescindibles. Los que cocino hoy y los que quedaron en el frigorífico. Un profesor es siempre un plato duro de cocinar. Nunca se sabe con qué ingredientes se acertará ni qué forma de cocinarlo será la más … Seguir leyendo

Publicado en Deusto, Teatro de nimiedades | Etiquetado , , , , , , | 24 comentarios

Bendita rutina rutinaria o la extraña pareja de los mundos paralelos

La rutina. Esa pescadilla que se muerde la cola a diario. Ese balanceo equilibrado que se busca y se evita a partes iguales. Ese miedo a caer en el tedio. Ese ansia de paz. Rutina. Confieso que tengo una relación … Seguir leyendo

Publicado en Teatro de nimiedades | Etiquetado , , , | 3 comentarios

El curioso caso del loco poeta

Aquel viejo chocheaba. Al menos eso decía todo el mundo. Yo creo que, a veces, era más un exceso de imaginación que un puro chocheo, pero la causa de sus delirios no viene al caso. Ya fuera por demencia senil … Seguir leyendo

Publicado en Teatro de nimiedades | Etiquetado , , | 4 comentarios

El viernes me declaré independiente

El viernes me declaré independiente. Llevaba meses madurando la idea. Lo propuse en la anterior junta de vecinos y me llamaron loco. Me hablaron de los estatutos de la comunidad y de otros documentos legales. Me amenazaron con denunciarme al … Seguir leyendo

Publicado en Deusto, Teatro de nimiedades | Etiquetado , , | 5 comentarios

Morituri te salutant (XXIII): Anónimas miradas cotidianas

Cruzamos la mirada cada día. A la misma hora. Yo subo a comer. Tú no sé adónde bajas. Son apenas dos segundos. Tú, con tu traje exquisitamente planchado; tu corbata de seda. Yo, con mi camisa arrugada, después de una … Seguir leyendo

Publicado en Deusto, Teatro de nimiedades | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Yo venía a hablar de mi… sidra

Ayer me compré una impresora 3D. Llevaban tiempo mis amigos diciéndome venga, anímate, cómprate una, te va a encantar. Y yo que soy bastante dúctil me dejé convencer. Suele pasarme. Me cuesta decir que no. Mi mujer todavía recuerda la … Seguir leyendo

Publicado en Deusto, Teatro de nimiedades | Etiquetado , , | 5 comentarios

Y la palabra se hizo carne

Hay ocasiones en que no me puedo contener y sujeto mi pluma con fuerza y escribo y escribo y escribo. A veces la aprieto con tanta intensidad que llego a romper su punta y tengo que parar para coger un … Seguir leyendo

Publicado en Deusto, Teatro de nimiedades | Etiquetado , , , | 3 comentarios