¿Cómo es un buen profesor?

En mi departamento estamos preparando una comunicación para el I Congreso Internacional en la red sobre Interculturalidad e Inmigración. El tema de la comunicación son las conclusiones de un estudio sobre las creencias de los profesores que participaron en un programa de formación. Todos ellos son profesores de español como segunda lengua en el ámbito de lo que antes se conocía como formación profesional. Imparten clases de oficios pero ante el gran incremento de alumnado inmigrante que ha llegado a sus aulas poco a poco han tenido que acostumbrarse a impartir también clases de español. Vaya por delante que ninguno ha recibido una formación específica en este área, más allá de algunos cursos sueltos.

Y después de esta introducción al estudio, quería compartir algunas de las citas que he extraído de las entrevistas y que hoy precisamente manejaba para incluirlas en la comunicación. Con el fin de descubrir qué visión tienen de sí mismos como profesores, en las entrevistas les pedimos que describieran cómo era para ellos un buen y un mal profesor. A continuación recojo las citas que se refieren a los buenos profesores. Mañana os mostraré las de los malos.

¿Cómo es un buen profesor?

“Pues, aparte de dar clase, se preocupaba por cada alumno, por las carencias. No todos aprendemos igual, cada persona necesita un ritmo, o más dedicación. Entonces, para mí un buen profesor era eso: el que se preocupaba por alumnos, que te preguntaba si faltabas por qué faltabas, o que se sentaba contigo si tenías algún problema, iba por las mesas mirando si sabías hacerlo o no. No sé, más individual.”

“Pues yo creo que nos hacía aprender unas cosas, era muy estricto, pero son cosas que luego se nos han quedado a todos los que estábamos con él. Pues dar las tijeras bien, no hacer ruido cuando movemos sillas de un lado para otro, ehh, aprendernos todo España, comunidades autónomas y demás. O sea, un profesor que le gustaba mucho que… que hacer las cosas, o sea, no sólo ya en lo educativo sino un poco en el saber estar, en forma de relacionarse y demás. Respeto…”

“Historia. No hacía falta… con lo que él te explicaba ya era casi suficiente. Nada de “venga, leer el párrafo “nosecuántos” y subrayar”, pues no. Era de los que te contaba la Primera Guerra Mundial, y te soltaba la parrafada, te ponía ejemplos, yo qué sé, te ponía diapositivas. Eso para mí era un buen profesor, no sé.”

“Pues porque se implicaba en la educación de los chavales, ¿no? O sea, hacía algo más que enseñar matemáticas, sino que educaba a los chavales. Y luego que explicaba muy bien. A mí lo que me gustaba era la asignatura, entonces eso también facilita mucho las cosas.Y, bueno, se hacía entender bien.”

En definitiva, por lo que puede extraerse de estas entrevistas un buen profesor debería reunir dos características: por un lado, ser un buen comunicador, capaz de transmitir claramente unos conocimientos y captar la atención de los alumnos; por otro lado, implicarse en la educación de los estudiantes preocupándose por su vida personal, por sus progresos, y educar, en el sentido global del término.

Anuncios

Acerca de Guillermo Gómez Muñoz

Soy profesor de ELE en la Universidad de Deusto y escritor a tiempo incompleto.
Esta entrada fue publicada en Investigación, Investigación en didáctica y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a ¿Cómo es un buen profesor?

  1. maribel dijo:

    Totalmente de acuerdo con las conclusiones porque creo que la labor del docente no se limita a enseñar una materia. Somos personas que trabajamos con personas y me parece muy importante implicarse con este trabajo, comprometerse y educar. Eso es lo que hace tan atractivo este trabajo. Es un reto conseguir que un alumno se interese por algo que, en principio, ni siquiera le interesaba o que se contemple desde otro punto de vista (hacer que se sienta capaz de aprender algo, que le vea la utilidad). Además de ser buen comunicador, añadiría que hay que ser un gran observador y un gran escuchador. Los alumnos nos dicen muchas cosas sin utilizar las palabras. En fin, no me enrollo más; aunque este tema da para muchos comentarios.

    Me gusta

  2. José Ramón dijo:

    Muy interesante el post, enhorabuena. Alguna vez escribí algo en mi blog sobre el tema, en concreto en lo que llamé la dimensión humana del profesor (http://jramonele.blogspot.com/2009/07/acopio-de-viveres-la-dimension-humana.html, por si os interesa).

    Maribel lo explica diciendo que somos personas que trabajamos con personas… yo suelo decir que si trabajáramos con botellines de cerveza en lugar de con personas que sienten, se enfadan, tienen días buenos y malos, te ayudan o te complican, la cosa sería más fácil… pero infinitamente mucho más aburrida 🙂

    Comunicar, implicarse, educar (Guillermo), observar, escuchar (Maribel)… yo añado reflexionar y compartir con la comunidad.

    Felicidades, insisto 🙂

    Me gusta

  3. Y yo añado negociar, adaptar y ayudar. Fundamentales para la personalización puesto que los alumnos ni parten del mismo punto ni llegarán a la misma meta tras finalizar el curso.

    Saludos.

    Me gusta

  4. David dijo:

    Pues yo no estoy muy de acuerdo, la verdad… Esa visión del profesor como comunicador tiene mucho que ver con la del profesor como pieza central del aprendizaje, como núcleo… Steve Jobs tiene que ser un buen comunicador para vendernos el iPad, pero los profesores no jugamos a lo mismo, ¿no?

    También nos estamos olvidando del papel central del conflicto en el aprendizaje y el papel que juega el feedback negativo en el aprendizaje… El mal rollo es muy significativo, ¿no? 😉

    Una pena que no encuentre en la red un par de post que Emilio Quintana escribió allá por 2006 acerca del tema.

    Un abrazo a los tres…

    Me gusta

  5. Buff, en un momento lo que iba a escribirles a Maribel y a José Ramón se me ha quedado antiguo con las aportaciones de David y Miguel Ángel. Gracias a los cuatro por aportar vuestras ideas al debate. Es un lujo 🙂
    Estoy totalmente de acuerdo con todas las características que habéis ido añadiendo. Para mí tiene una gran importancia el tema de la reflexión, ser profesores reflexivos. Ya le he dedicado algún post y algún curso de formación a este asunto y prometo volver sobre el tema este fin de semana. También me parece muy importante lo de compartir. Y añadiría una característica: ser capaz de intuir los problemas antes de que surjan para aportarle al alumno el feedback que necesite.
    Con lo que comentas, David, estoy de acuerdo a medias. Por un lado, sí que es verdad que el ser buen comunicador se relaciona con una concepción tradicional del papel del profesor como pieza central del aprendizaje. Sin embargo, sin que el profesor tenga que ser la pieza central, sigo pensando que, en los momentos en los que toma la palabra, un buen profesor tiene que saber explicar claramente lo que quiere comunicar y tener la capacidad de captar la atención de sus alumnos.

    Me gusta

  6. Pingback: Profesor de ELE en apuros » Blog Archive » ¿Cómo es un mal profesor?

  7. Lauri dijo:

    Hola Guillermo! Me ha parecido interesante tu blog. Soy estudiante de Filología Hispánica y estaba buscando información sobre profesores de ELE. Unas compañeras y yo tenemos que hacer un trabajo sobre una unidad didáctica de un método de enseñanza de español para extranjeros. Quería hacerte una pregunta: ¿Cónoces Club Prisma A1? Me refiero si has tenido experiencia con esta editorial o no. Es que no sería de utilidad saber la valoración de personas que hayan usado este libro. Bueno de todas formas gracias. Un saludo.

    Me gusta

    • Me alegro de que te haya parecido interesante. No conozco en concreto ese manual porque está dirigido en concreto para adolescentes y yo trabajo con jóvenes y adultos. De todos modos, en mis grupos de nivel A2 sí que trabajo con un manual de esta editorial: Prisma A2 Continúa. Si no me equivoco, el manual que tú me comentas lo tenemos en el departamento. Si queréis, podría echarle un ojo y comentaros mi opinión. Pero antes del lunes no podría ser, porque estoy de vacaciones. Si os vale con mi experiencia con Prisma A2, podéis preguntarme lo que queráis. Si te parece, te dejo mi email y así me escribes con lo que necesites: cometaysinembargo [arroba] gmail.com.

      Me gusta

  8. ARM dijo:

    Yo no estudiaría para maestra, la gente no los valora, todos se ven mejores que ellos, muchas mujeres envidian a las maestras por lo que siempre le están buscando errores para menospreciarlas

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s